La aparición de la presbicia o vista cansada no es algo espontáneo, es un proceso gradual que aparece a partir de los 40 años. Es justo en este momento cuando empezamos a formularnos preguntas acerca de los síntomas, causas y soluciones de este proceso natural.

Es normal que antes de comprar unas gafas progresivas nos informemos y preguntemos a la gente de nuestro alrededor acerca de su experiencia personal, seguramente porque hemos escuchado alguna vez que “es difícil adaptarse a las lentes progresivas”. Un mito, que con el tiempo se ha ido asociando a estas lentes, pero prácticamente el 100% de los présbitas se adaptan a las gafas progresivas casi de inmediato. La forma de mirar a través de ellas y pasar entre sus diferentes campos de visión es tan natural, que los usuarios no tienen la impresión de estar llevando gafas.

Algo tan delicado como nuestros ojos merecen siempre lo mejor. Por esta razón, comprar cualquier tipo de gafas debe de ser una decisión tomada con total seguridad y conocimiento. En este artículo hablaremos sobre las gafas progresivas, sus características y cómo elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y estilo de vida.

 

¿Cómo son las gafas progresivas?

La tecnología utilizada en este tipo de lentes permite que el usuario pueda pasar entre las diferentes zonas de visión (cerca, lejos e intermedia), de una forma natural simplemente moviendo los ojos o inclinando la cabeza.

Pero no todas las lentes progresivas son iguales. En función de las características de la lente, su tratamiento y su fabricación, pueden proporcionar mayor o menor espacio a los diferentes campos de visión, o una mayor calidad visual y personalización.

gafas progresivas

 

La mejor montura para unas gafas progresivas

La elección de la montura también es importante a la hora de comprar unas gafas progresivas, no solo por preferencias estéticas, también por las necesidades visuales de cada présbita.

La montura que mejor se adapta a estas lentes son las de marco amplio. Cuanto mayor sea la distancia desde la parte inferior del marco a la superior, más espacio habrá para incluir todos los campos de graduación y la transición entre ellas será más suave. La altura total de la lente debe de ser de al menos 30mm. De esta forma, el campo asignado a la visión de cerca y a la visión de lejos, es el idóneo para una mayor comodidad.  

Cuanto más pequeña sea la montura, más probabilidades existe de que las zonas destinadas a cada graduación queden ligeramente desequilibradas, es decir, el campo de la lente destinada a la lectura y el campo destinado a la visión de lejos serían más pequeños, provocando así ciertas dificultades en la visión del usuario.

Sin embargo, hoy en día la tecnología utilizada en las lentes progresivas permite satisfacer las necesidades visuales de cada uno independientemente de la montura seleccionada. Porque no es lo mismo unas gafas progresivas para conducir durante muchas horas, que unas gafas progresivas para alguien que trabaja todo el día delante de un ordenador.

ISOCU (Instituto Superior Ocular) recomienda que te dejes aconsejar por un experto en la visión, que analice cuáles son las necesidades visuales exactas de tu actividad, y así optimizar todos los factores de la lente para que puedas disfrutar de las mejores gafas progresivas.

presbicia y vista cansada

 

¿Qué precio tienen unas gafas progresivas?

Lo primero que pensamos a la hora de plantearnos comprar unas gafas progresivas es su precio. Actualmente, en el mercado de lentes progresivas, podemos ver diferentes precios que suelen oscilar entre los 100 y los 1.000 euros. Esta diferencia depende mucho de la tecnología empleada y el grado de optimización visual que se consigue.

Pero el precio no recae únicamente en la calidad de la lente, ISOCU ofrece unas lentes de alta gama a un precio adaptado a tu estilo de vida ¿Cómo lo hace?

El número de intermediarios presentes en la cadena de distribución encarecen el precio de la lente. ISOCU se ha centrado en las cosas importantes: el usuario, eliminando el resto y adoptando un sistema de distribución directa. Una vez se solicitan las gafas en una de sus ópticas acreditadas, las progresivas llegan directamente al usuario desde el laboratorio, sin intermediarios.

 

Calidad KODAK Lens

KODAK Lens es una marca que se ha reinventado para aplicar toda su experiencia e innovación y convertirse en una referencia en el mundo de la salud visual. Gracias a los materiales utilizados, mejoran tanto el espesor como el peso de la lente y consiguen un 40% de reducción en su grosor. Son lentes que además están totalmente adaptadas a ti, con un campo de visión más amplio, con mayor estabilidad y menos distorsión, adecuadas a cualquier estilo de vida.

KODAK Lens se ha convertido en un sello de garantía de calidad, por eso ISOCU confía tanto en sus lentes que ofrece a todos sus clientes una garantía de adaptación: si en los 3 meses de recibir tus gafas no consigues adaptarte a ellas, te las cambian o te devuelven el dinero.

lentes progresivas

 

Si estás interesado en comprar unas gafas progresivas de calidad, ISOCU (Instituto Superior Ocular) ha diseñado tres packs de lentes progresivas pensadas en el estilo de vida de cada uno, para una mayor comodidad y fácil adaptación.