Seguramente hayas escuchado hablar acerca de las gafas de sol polarizadas, pero ¿sabes realmente qué son y qué beneficios pueden proporcionar? Si estás pensado en comprarte unas gafas de sol nuevas, ten en cuenta estas diferencias, y escoge la opción que mejor se adapta a tu estilo de vida.

La belleza y alegría que desprende el sol se desvanece rápidamente cuando sus rayos nos deslumbran e impiden que podamos ver con normalidad. La luz solar llega a nuestros ojos desde varias direcciones, y al reflejarse en superficies como el agua, la arena, la nieve o el capó de un coche, es posible que se produzcan deslumbramientos que nos impiden ver con normalidad. Un reflejo directo a los ojos puede ser molesto, pero a la vez peligroso, especialmente si estamos conduciendo.

Y es que los rayos de sol dañan la vista, de hecho, mas de 3 millones de personas pierden la visión por una sobreexposición a los rayos ultravioleta (UV). Afortunadamente, hoy en día disponemos de gafas de sol (y también gafas de uso diario) para poder protegernos de sus rayos, pero pocas personas son conscientes de la importancia de usarlas incluso en días nublados.

Las gafas de sol no son un mero accesorio de verano, su función principal y más importante es la de proteger nuestra vista de los rayos solares ultravioleta (UV) y aportar comodidad a la visión. Si las gafas de sol convencionales nos protegen de los rayos, ¿qué proporcionan las gafas polarizadas?

 

¿Qué son las gafas polarizadas?

Las gafas polarizadas son especialmente conocidas por pescadores y marineros, que “siempre” las han utilizado para reducir los rayos que se reflejan en el agua. Las primeras gafas de sol polarizadas remontan a 1936, pero no ha sido hasta hace poco cuando este tipo de gafas empieza a ganar más relevancia entre la población.

La polarización se le denomina a la propiedad que tienen las ondas de oscilar en todas las direcciones. La luz solar tiene esta característica, se desplaza en todas las direcciones, y no es hasta que rebota en una superficie cuando el rayo queda parcialmente polarizado ¿esto qué significa? Significa que el rayo adquiere un componente horizontal que aumenta hasta el punto de convertirse más brillante, lo que conocemos como un reflejo.

Las gafas de sol polarizadas se caracterizan por tener un filtro capaz de bloquear los rayos de luz horizontales, permitiendo el paso únicamente a la luz útil. De esta forma, se eliminan los destellos proporcionando al usuario una visión más nítida.

gafas polarizadas

 

Diferencias entre las gafas polarizadas y las gafas de protección UV

A la hora de comprar unas gafas de sol tendemos a mirar la montura más que la protección que las gafas pueden ofrecernos. Pero ahora que las gafas polarizadas se han vuelto más conocidas, nuestra decisión ya no reside por completo en su diseño.

En los últimos años la popularidad de las gafas polarizadas ha hecho que la gente sea consciente de la variedad que existe en el mercado de las gafas de sol. La gente sabe que existen más opciones que las gafas de sol convencionales y por tanto procuran informarse para poder valorar el tipo de lente que mejor le conviene.

Si aún no conoces las diferencias entre ambas gafas, a continuación, establecemos las principales claves para que no te quedes con dudas:

  • Gafas de sol convencionales: en el caso de las gafas de sol tintadas, aquellas que conocemos de toda la vida, se encargan de proporcionar protección frente a los rayos solares ultravioleta (UV). La protección UV no tiene nada que ver con la opacidad o el color del cristal. Lo que realmente te protege es un tratamiento de la lente que ayuda a bloquear los rayos. No cometas el error de pensar que cuanto más oscuras sean las lentes más protección obtendrás. De hecho, en unas gafas de mala calidad, cuánto más oscuras más peligrosas son para nuestra visión. En el proceso de escoger unas gafas de sol convencionales, debes tener en cuenta el nivel de bloqueo que ofrecen, asegurándote de que proporcionen un 99% o 100% de protección frente a los rayos UV. Una sobrexposición solar puede causar graves daños oculares como cataratas, pinguécula, degeneración macular o fotoqueratitis (más conocida como ceguera de la nieve). Además, insistimos en que es un error pensar que las gafas de sol son únicamente necesarias en verano, incluso a la sombra, nuestros ojos pueden estar expuestos a los rayos UV.

 

  • Gafas polarizadas: además de ofrecer una alta protección frente a los rayos ultravioleta, tienen una capa especial que ayuda a eliminar los reflejos y destellos, proporcionando al usuario una visión más nítida y con colores más vivos. Con unas gafas de sol convencionales, la percepción de la profundidad se reduce, los colores no se aprecian con tanta intensidad y en ocasiones un destello puede dejarnos temporalmente sin visión. Las gafas de sol polarizadas están recomendadas para llevar acabo muchas actividades de exterior ya que pueden aumentar nuestro rendimiento y seguridad.

Diferencias entre gafas polarizadas y de sol

 

Ventajas de las gafas polarizadas

En resumen, podríamos decir que las gafas polarizadas son más completas que las gafas convencionales. Están compuestas por aproximadamente 10 capas que incluyen: un núcleo polarizado, varios filtros UV y varias capas de protección contra impactos.

Aunque las gafas que conocemos pueden ofrecer una alta protección frente a los rayos solares, las gafas polarizadas además de ofrecer esta protección UV, consiguen: eliminar los reflejos; proporcionar una nitidez y contraste superior que las gafas de sol tradicionales; que los colores se perciban con mayor nitidez y al eliminar por completo los reflejos, permiten el descanso de tus ojos.

Gafas polarizadas

 

¿En qué casos debes comprar unas gafas polarizadas?

Las gafas polarizadas pueden utilizarse de forma generalizada, pero debido a sus características, están especialmente recomendadas para deportes al aire libre y para conducir.

Por este motivo, si pasas mucho tiempo conduciendo de día, seguramente el óptico te recomendará utilizar gafas polarizadas para mejorar tu visión y seguridad al volante. Cuando conduces, se producen una gran cantidad de reflejos y destellos en el asfalto que pueden poner en riesgo tu seguridad vial. Con las gafas polarizadas conseguirás recuperar una visión más nítida y sin molestias, para una conducción más cómoda y sin riesgos.

Además, para las personas que suelen practicar deportes en la nieve o en el agua, es recomendable que utilicen gafas polarizadas, pues eliminan los molestos reflejos de luz mejorando así su rendimiento.

 

Inconvenientes de las gafas polarizadas de mala calidad

Si alguna vez has utilizado gafas polarizadas, seguramente te hayas dado cuenta de ciertas peculiaridades, tales como no poder ver la pantalla de tu teléfono móvil. Esto sucede únicamente con las gafas polarizadas de mala calidad, que te obligan a mantener ciertas precauciones a la hora de realizar ciertas actividades como conducir.

Si tu coche cuenta con un salpicadero de pantalla HUD, probablemente las gafas polarizadas de mala calidad impedirán que lo leas correctamente. Del mismo modo, las gafas pueden dificultar la visión de cualquier dispositivo con pantalla digital: móviles, tabletas, GPS…

Pero si cuentas con unas gafas polarizadas de calidad como las de ISOCU, la seguridad y protección de tus ojos está más que garantizada.

Por este motivo, las gafas polarizadas siempre han sido recomendadas para deportistas, pero ahora que sus beneficios se han hecho más populares, podemos utilizarlas para disfrutar de cualquier actividad con total seguridad y con una visión más natural.

 

¿Cómo saber si unas gafas de sol son polarizadas?

Muchos cristales polarizados tienen grabado una P, como método distintivo. Pero si quieres asegurarte de que tus gafas son polarizadas y de calidad, lo mejor es que te acerques a una óptica y te lo confirmen.