La ubicación de los ojos va de la mano de las necesidades que tiene cada especie. Por ejemplo, los animales con los ojos al frente (los humanos, los monos y los felinos) tienen la percepción de profundidad más desarrollada pero su visión panorámica es menor a la de los animales con los ojos a los lados.

A lo largo del tiempo muchos científicos han investigado sobre el tema pero ninguna de las hipótesis ha conseguido alzarse como la definitiva. Aunque difieren, todas mantienen una cosa en común: los primeros primates y su supervivencia. 

1. Los ojos frontales

  • Hipótesis de la locomoción arbórea

Es la más antigua y la desarrolló Edward T. Collins en 1922.  Collins, oftalmólogo británico, estableció que los primates necesitaban una vista con muchísima precisión para poder saltar entre los árboles y determinó que esta necesidad fue la que hizo evolucionar la posición de sus ojos.

  • Hipótesis de la depredación visual

Matt Cartmill rebatió la hipótesis anterior principalmente porque existen animales que aún viviendo en los árboles y moviéndose de rama en rama no tienen los ojos en la parte frontal de la cabeza.  Las ardillas son un buen ejemplo. Cartmill modificó la teoría de Collins en 2005 para mostrar que el motivo de los ojos frontales en los primates era para localizar y capturar a sus presas y no para moverse entre los árboles.  Esta teoría se basa en que los primeros primates utilizaban mucho más la vista que el olfato para cazar.

  • Hipótesis de la depredación nocturna

John Allman amplía la teoría de Cartmill porque no todos los depredadores tienen los ojos en la zona frontal.  Su hipótesis sostiene que los depredadores nocturnos son los que más se benefician de los ojos al frente porque así pueden absorber mucha más luz y ver mejor de noche.

  • Hipótesis de la visión de rayos X

En 2008 Mark Changizi propone que la posición de los ojos en el frontal de la cabeza permitió a los primeros primates ver a través de las hojas de los árboles.

 

2. Los ojos laterales

¿Y qué pasa con el otro caso? El de los animales que son presa.  Pues que tienen los ojos en los laterales y por tanto una visión panorámica desarrollada y detectar a sus predadores incluso cuando vienen por detrás.

3. Los ojos arriba de la cabeza

Este es el caso de los cocodrilos que pueden mantener los ojos fuera del agua cuando tienen el resto del cuerpo sumergido.

 

Ventajas y desventajas

Para los ojos frontales las principales desventajas son: los puntos ciegos y una vista panorámica limitada. Los animales con ojos laterales tienen también puntos ciegos, siendo el más importante el de justo delante, entre los dos ojos.

Aunque aún no esté decidida la hipótesis que nos confirme el por qué de la posición de nuestros ojos, sí que sabemos que todas los motivos giran alrededor de un punto de partida: la supervivencia.

 

 

Fuentes:  http://www.bbc.com/future/story/20141013-why-do-your-eyes-face-forwards