¿Vemos todos lo mismo? Esta pregunta seguramente te la hayas formulado varias veces en busca de una respuesta. ¿Ven los demás el mismo verde que veo yo? Tal vez has aprendido a llamar “verde” a lo que los demás perciben como “azul”. Ahora bien, imagínate sumar a esta reflexión el hecho de que existen personas con la capacidad de ver 99 millones de colores más que el resto.

¿Cómo percibimos los colores?

Por norma general, el ser humano es “tricromático”, es decir, somos capaces de percibir todas las combinaciones resultantes de los tres colores primarios (verde, azul y rojo).

La retina está cubierta por pequeñas células sensibles a la luz y que reaccionan frente a ella: los conos y los bastones. Los bastones se activan en condiciones de baja luminosidad. En cambio, los conos son menos sensibles a la luz, pero pueden percibir los colores. Existen tres tipos de conos, cada uno de los cuales es sensible a una parte específica del espectro visible, es decir, un cono para cada color primario. A través de combinaciones entre el verde, el azul y el rojo, el ser humano es capaz de diferenciar hasta un millón de tonalidades diferentes.

Por otro lado, las personas que sufren algún tipo de ceguera a uno o más colores, disponen de una visión “dicromática”, es decir, no ven un color primario. Esto se debe a la falta del tipo de cono correspondiente a percibir ese color.

 

 

¿Cómo es posible que alguien perciba más colores?

Los científicos siempre han creído en la existencia de la capacidad de algunas personas de ver una gama de colores mayor que el resto. Estas personas serían “tetracromáticas”, capaz de ver casi un centenar de millones de colores gracias a poseer cuatro clases de conos.

La neurocientífica Gabriele Jordan, de la Universidad de Newcastle, partiendo de un estudio anterior en el que se estimó que el 12% de la población femenina sería “tetracromática”, ha estado buscando desde 2007 a personas dotados de esta visión. No fue hasta hace dos años que dieron con el que sería el primer caso de “tetracromatía” en el mundo. De entre las 25 mujeres que participaron en el estudio, todas con cuatro conos, solo una superó todas las pruebas.

Se ha conseguido demostrar la existencia de esta capacidad, pero ahora surge otra duda, “Lo que no sabemos es la razón por la que existe gente con cuatro conos que no pueden desempeñar este tipo de visión”.

Ahora seguramente te estés preguntando cómo ve esta mujer el mundo “Ella era incapaz de comunicarnos su experiencia ya que es imposible describir los matices de los colores que ella misma percibía.”

 

 

Fuente: https://hipertextual.com/2012/06/una-mujer-con-vision-tetracromatica

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/05/130515_colores_finde