Está claro que la visión juega un papel muy importante en nuestro día a día, ya que nos permite desenvolvernos en el mundo con facilidad. Pero existen determinadas actividades donde la vista cobra aún mayor importancia. Un claro ejemplo de este tipo de actividades es la conducción.

Al conducir ponemos en práctica muchas facultades que, aunque con el tiempo las hayamos mecanizado, no dejan de tener su importancia. El 90% de toda la información que recibimos mientras estamos conduciendo proviene de la vista, por este motivo debemos de poner solución a cualquier anomalía ocular.

Si eres conductor, es imprescindible disponer de una buena visión. Desde el Instituto Superior Ocular (ISOCU) te recomendamos que visites a nuestros ópticos para revisar, graduar la vista y evitar los siguientes problemas:

 

Problemas de visión: Según algunos estudios, el 33% de los conductores podría ver mejor, pero no lo sabe, y un 5% es conocedor de sus problemas de visión, pero decide ignorarlo. Una simple visita al óptico-optometrista lo solucionaría.

Gafas sin graduar: Otro de los problemas más comunes, es el uso de gafas sin la graduación adecuada. Hay que tener en cuenta que la graduación puede variar de un año a otro, y la única forma de mantener las gafas actualizadas es visitando a un óptico. Sin la graduación correcta, el ojo tiene que realizar un sobreesfuerzo para poder ver con nitidez, causando así fatiga visual.

Fatiga: A la fatiga causada por las gafas sin graduar, debemos de añadirle el propio cansancio que provoca conducir. Esta mezcla de factores deriva en una reducción de la agudeza visual. Aunque no lo notemos, las reacciones se hacen más lentas y las probabilidades de sufrir un accidente aumentan. Por este motivo, es aconsejable descansar la vista cada dos horas.

Pasados los 40: Ante cualquier anomalía ocular, ponemos en riesgo nuestra salud y la del resto de conductores. Este riesgo es aún mayor pasados los 40 años, ya que nuestra vista es más propensa a padecer problemas o a ir empeorando. Por ello, es a partir de esta edad cuando las revisiones periódicas se vuelven más que necesarias.

 

 

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/la-vista-y-la-conduccion/116453