Si hacemos una foto del sol con una cámara normal, este será amarillo. Pasa lo mismo cuando lo vemos con nuestros ojos. Sin embargo, ni el sol es únicamente amarillo ni nuestros ojos son objetivos.  

El espectro visible se conforma por luz emitida en diferentes longitudes de onda detectada como colores por el ojo humano. Sin embargo, más allá de él, existen otras longitudes de onda que nuestros ojos no son capaces de percibir.

Espectro visible
Los colores que ve el ojo humano

 

Cómo es el proceso de ver un color

La luz entra a través del ojo, llega a la retina y esta dispara conexiones neuronales a la corteza visual, la parte de nuestro cerebro que se encarga de convertirlas en imágenes. En este momento nuestro cerebro se encarga de identificar el color que rebota del objeto y lo elimina.  Este proceso hace que, para nuestros ojos, una cosa sea siempre del mismo color, independientemente de la luz a su alrededor.  Una planta siempre será verde sin importar que la veamos al amanecer o al atardecer.

El color subjetivo

El espectro visible varía según la luz y la hora del día, pero, como hemos dicho antes, nuestro cerebro es capaz de hacer el ajuste necesario para que veamos un objeto del mismo color todo el tiempo. Esto quiere decir que nuestra percepción es subjetiva y en lugar de basarse en la longitud de onda lo hace en nuestra experiencia previa.  

El famoso vestido de 2015 es el ejemplo perfecto para entender la forma subjetiva que tenemos de ver los colores. Al enfrentarnos a esta imagen se forman dos bandos: el blanco/dorado y el azul/negro. Es muy difícil verlo como lo ven los otros. ¿Por qué?  Porque tu cerebro hace el trabajo por ti e identifica el color según tú experiencia.  Por eso si lo ves de una manera, tu cerebro siempre hará que sea así.

Vestidos
El vestido que acabó con el color objetivo.

 

Ver más allá de lo que ven nuestros ojos

El sol emite luz de todos los colores del espectro, pero el amarillo es la longitud de onda más brillante que tiene. La NASA necesita ver más allá del espectro visible del ojo humano y para conseguirlo utiliza instrumentos especializados que se lo permiten.  La luz amarilla-verde la refleja la superficie solar a 5700 grados. La luz ultravioleta muestra los destellos que alcanzan temperaturas mucho más altas (6.300.000 grados).  Gracias a las distintas longitudes de onda los científicos pueden identificar y hacer un seguimiento de las distintas partículas para obtener resultados más completos.

sol
 
(Estos también son los colores del sol) Fuente: NASA

 

 

Fuentes:

https://www.azom.com/article.aspx?ArticleID=14977

https://www.wired.com/2016/02/year-ago-dress-murdered-idea-objective-colors/

https://www.nasa.gov/mission_pages/sunearth/news/light-wavelengths.html