En algún momento de nuestra infancia hemos tenido que escuchar muchas historias y consejos sobre cómo cuidar nuestra vista o, mejor dicho, sobre cómo no perjudicarla.  Sin embargo, son historias que no sabemos si son ciertas o simples mitos, pero con el tiempo y sin quererlo, las hemos ido percibiendo como ciertas.  

¿Es realmente cierto que sentarse cerca de la televisión perjudica la vista? En este artículo recopilamos 5 mitos relacionados con la salud visual, y al final, sabremos si nuestras madres tenían razón o no.

 

  1. “Sentarse demasiado cerca de la televisión daña los ojos”

Seguramente te lo hayan dicho de pequeño varias veces. En realidad, no existe evidencia de que ver la televisión de cerca dañe la vista, sin embargo, es aconsejable que se tome una cierta distancia. Si un niño tiende a acercarse mucho a la pantalla, puede tratarse de un signo de miopía. En este caso es muy aconsejable visitar a un experto en la salud visual para que lo determine con exactitud.

 

  1. “Las zanahorias son buenas para la visión”

Los alimentos ricos en carotenoides son buenos para nuestra visión, incluidas las zanahorias. Es cierto que las zanahorias contienen nutrientes y elementos que son necesarios para una correcta salud visual, pero existen otros alimentos en los que los carotenoides se encuentran en una cantidad mayor, como la col, los pimientos o las espinacas. 

 

  1. “La mala visión es un problema hereditario”

Lo cierto es que, siempre que exista un problema ocular, se hereda una predisposición a poder padecerlo. Pero eso no significa que los descendientes obligatoriamente vayan a padecerlo. En cambio, el estilo de vida, los hábitos, el esfuerzo visual que se realice, son factores que sí pueden llevar a padecer ciertos problemas refractivos.

 

  1. “Leer bajo luz tenue te deja ciego”

Si eres capaz de ver sin dificultad el texto que estás leyendo, entonces la luz que tienes es la necesaria. La luz no es la idónea cuando tus ojos necesitan realizar un sobre esfuerzo para poder distinguir las palabras, en este caso sufrirás fatiga visual.

 

  1. “Las gafas empeoran la calidad de tu visión”

Muchos creen que las gafas hacen al ojo todavía más vago, y por tanto, si sufres de pocas dioptrías es mejor no usarlas. La realidad es que las lentes ayudan a ajustar la nitidez y tratan un problema que ya tienes, pero no hacen que empeore. Lo que sí sucede es que, al comenzar a usar gafas con una correcta graduación, notaremos mucho más la diferencia entre ver correctamente y no hacerlo, y podemos tener la sensación de que vemos peor cuando no llevamos las gafas.

 

 

Fuente: http://lectospro.blogspot.com.es/2007/05/15-mitos-intiles-y-hasta-peligrosos.html