La hemorragia subconjuntival es muy similar a un hematoma normal de la piel. No nos solemos sorprender cuando aparece, pero es importante saber cuáles son las causas para descartar afecciones más graves.

La conjuntiva está compuesta por numerosos vasos sanguíneos, los más pequeños de todo el cuerpo. La hemorragia subconjuntival ocurre cuando estos vasos se rompen, filtrando la sangre hacia la conjuntiva y la esclerótica. El derrame ocular no traspasará el limbo corneal y tampoco afectará a la visión del paciente.

Una hemorragia subconjuntival puede ser el resultado de una acción que aumente temporalmente la presión sanguínea en las venas, como por ejemplo estornudar o toser. Sin embargo, el enrojecimiento del ojo también puede ser signo de afecciones más graves como el glaucoma o la diabetes. 

ojo

 

¿Cuáles son las principales causas de la hemorragia subconjuntival?

1. Aumentos bruscos de presión sanguínea: resultado de hacer esfuerzos al reírse, toser, levantar peso o estornudar.

2. Un traumatismo ocular: tras un golpe o simplemente con frotarse los ojos podemos desencadenar una hemorragia subconjuntival.

3. Hipertensión arterial o diabetes: es menos común pero también puede desencadenar una hemorragia subconjuntival, por ello es importante revisar la presión arterial cada vez que aparezca el derrame.   

4.Medicamentos como aspirinas o anti reguladores: cantidades excesivas de estos medicamentos afectan al mecanismo de sangrado del cuerpo, pudiendo provocar el enrojecimiento del ojo.

 

Tratamiento de la hemorragia subconjuntival

Debido al carácter de poca gravedad de esta patología, no existen tratamientos específicos para curar la hemorragia. Cada vez que se formen estos parches rojos de sangre, es aconsejable revisar la presión arterial. El derrame desaparecerá en un periodo aproximado de 8 días, aunque puede tardar hasta un mes en absorberse.

Si además del derrame sientes una irritación constante en el ojo afectado, lo más seguro es que el óptico optometrista te recomiende algún tipo de lágrimas artificiales o pomada reepitalizante (enlazar a artículo “Pasos para aplicar gotas oculares correctamente”) para sanearlo.

 

 

Fuente: https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/hemorragia-subconjuntival-causa