La diplopía o visión doble es una alteración visual que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. Los episodios de diplopía pueden ser temporales, aún así, es aconsejable visitar a un especialista para diagnosticar la causa real del problema.

La diplopía o visión doble es una alteración visual que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. Los episodios de diplopía pueden ser temporales, aún así, es aconsejable visitar a un especialista para diagnosticar la causa real del problema.

 

Está claro que para nosotros no es normal ver doble, no nos esperamos ver así. Pero en realidad la capacidad de ver una única imagen a través de los dos ojos viene a raíz de un complejo proceso donde se ven involucrados músculos, nervios y otras partes del ojo.

Al abrir y cerrar los ojos, ambos órganos, de forma automática, enfocan hacia un mismo punto para que nuestro cerebro sea capaz de procesar lo que percibe cada ojo como una sola imagen. Esto nos permite tener una percepción más real de la profundidad. Durante el proceso intervienen muchas partes del sistema visual, si alguna de ellas falla, es muy probable que veamos doble.

Si los ejes oculares no están alineados con el objeto de fijación, veremos doble. Son muchos los que nacen con esta condición, conocida como estrabismo, pero por lo general, en estos casos, el cerebro se adapta a dicha condición eliminando o ignorando la información percibida a través de uno de los ojos, y evitar así la visión doble.  

 

Tipos de diplopía

Hay que tener en cuenta que existen dos tipos de diplopía:

Diplopía Monocular: es aquella que causa la visión doble de un solo ojo, es decir, si el ojo afectado es el derecho y tapamos el izquierdo, seguiremos viendo doble. Las personas que lo padecen ven las imágenes difuminadas y superpuestas. Este tipo de diplopía está asociada a condiciones como el síndrome del ojo seco, problemas de graduación, cataratas o problemas en la córnea.

Diplopía Binocular: es menos común y a diferencia de la monocular, el que la padece observa dos imágenes claramente definidas, distingue perfectamente una de la otra e incluso ve un espacio entre ambas imágenes, no están superpuestas. Tal y como el propio nombre dice, la binocular, afecta a ambos ojos y la condición suele estar más asociada al estrabismo, a problemas en algunos nervios, músculos y tiroides.

 

¿Qué causa la visión doble?

Tal y como hemos explicado, el proceso de observar una única imagen a partir de lo que percibimos por ambos ojos es una tarea compleja donde muchas partes de nuestro sistema visual están involucradas. A continuación, detallaremos las posibles causas que provocan la visión doble:

Contusión o tumor cerebral: cualquier daño cerebral puede provocar visión doble de forma inmediata. Después de examinarte, el óptico optometrista puede derivarte a un especialista, por ejemplo, al neurólogo, para profundizar más en el problema y poder llegar al origen.

El síndrome del ojo seco: los problemas de córnea suelen provocar una distorsión en la visión del paciente. El más común es el ojo seco, causado por falta de lubricación y humectación sobre la superficie del ojo, pero existen muchos problemas más como pueden ser los herpes o las infecciones.

Parálisis del nervio craneal: la diplopía también puede estar causada por una parálisis o pérdida de coordinación en los músculos que controlan el movimiento del ojo debido a una parálisis del nervio craneal. La parálisis puede estar provocada por diversos problemas como la diabetes, la meningitis o por un tumor.

Cataratas: El cristalino es una lente natural del ojo que curva los rayos de luz que entran para ayudarnos a ver. El cristalino tiene que ser trasparente para cumplir su función, si se nubla, nuestra visión puede nublarse y hasta duplicarse, especialmente en ambientes y objetos muy iluminados.

Cuadro

 

Tanto el tratamiento como el pronóstico de la diplopía depende de causa del problema.

 

 

Fuente: https://icrcat.com/enfermedades-oculares/vision-doble-diplopia/