Habitualmente, cuando pensamos en la miopía infantil (niños con dificultades para ver bien de lejos) lo vemos como algo habitual entre los más pequeños. Sin embargo, es importante que entendamos la miopía como una condición visual que debemos vigilar y tratar cuanto antes.

Los últimos estudios confirman que la miopía crece especialmente durante la niñez y la adolescencia, y que el 10% de los miopes puede desarrollar miopía por encima de las 6 dioptrías.

Muchos padres desconocen que la miopía infantil, si no se controla y supervisa de forma periódica, puede incrementar y generar serios problemas de visión. Este es el motivo principal por el que es fundamental cuidar y controlar la salud visual de tus hijos.

Existen algunas señales para detectar si tus hijos presentan problemas de visión.

  • Dolor de cabeza al salir de la escuela.
  • Ojos irritados al hacer las tareas escolares.
  • Se queja porque no lee bien la pizarra.
  • Frunce el ceño al leer.
  • Se acerca demasiado a los objetos.

Si tu hijo presenta alguno de estos síntomas, desde el Instituto Superior Ocular (ISOCU) te recomendamos que visites a nuestros ópticos para obtener un diagnóstico detallado del problema y un seguimiento específico para el buen cuidado de su salud visual.

 

Fuentes:

https://www.guiainfantil.com/salud/ojos/problemas.htm

http://www.doctorlens.es/miopia-en-los-ninos/