Te levantas por las mañanas y al mirarte al espejo notas que tienes los ojos hinchados ¿a qué se debe?

A todos nos suele pasar, incluso para algunas personas se convierte en algo cotidiano. Nos ven a primera hora de la mañana y la gente directamente asocia la hinchazón con tener “cara de dormido”.

No nos solemos preguntar a qué se debe ni que significa esta hinchazón, lo vemos como algo normal y lo ignoramos. Sin embargo, no por ello debemos considerarlo como una señal sin importancia, en ocasiones puede tratarse del inicio de un problema ocular más grave.

 

¿Qué es la circulación linfática? ¿Cómo influye en los ojos?

La circulación linfática es la segunda red de transporte de líquidos del cuerpo humano e interviene en la limpieza y defensa del organismo.

Durante las horas de sueño la circulación de la linfa (líquido que se encuentra entre las células) se ralentiza, lo que provoca una acumulación de linfa en los tejidos del párpado. La piel de esta zona es aproximadamente 10 veces más fina que en otras zonas del cuerpo, por lo que esta acumulación de líquido, sumado a una leve retención de fluido lagrimal, provocan la hinchazón de los párpados.

A medida que van pasando las horas, unas 2 horas aproximadamente, empezaremos a notar como nuestros párpados vuelven a adoptar su tamaño normal. Esto se debe a que, al retomar una postura vertical del cuerpo, la circulación linfática recupera su ritmo habitual y deja de acumularse. Esto es una señal de que la inflamación no se ha producido por algo más grave.

 

¿Cómo evitar la inflamación?

Existen algunos hábitos que podemos llevar acabo para poder reducir la inflamación matinal, pero es necesario tener claro que muchas de estas reacciones fisiológicas naturales se desarrollan como mecanismo de defensa ante determinadas situaciones externas.

1. Respetar las horas de sueño: Las 8 horas de sueño son obligatorias para poder disfrutar de buena salud ocular. Nuestro ojo necesita recuperarse tras estar activo durante todo el día.

2. Cuidar nuestra alimentación: Es importante cuidar nuestra alimentación, que sea lo más variada posible y contengan vitaminas especialmente beneficiosas para nuestra salud ocular. La vitamina E, presente naturalmente en muchos alimentos, funciona como antioxidante que ayuda a proteger nuestras células y tejidos.

3. Hacer ejercicio: Si hacemos ejercicio 2 o 3 veces a la semana ayudaremos a mejorar la función cardiovascular y la circulación en nuestro cuerpo.

4. Lavarse la cara con agua fría: Por las mañanas, lavarse la cara con agua fría ayuda a que la circulación se active, lo que reducirá la inflamación de los párpados.

Los ojos hinchados a primera hora del día no es señal de un problema ocular, se trata únicamente de una reacción fisiológica temporal que al cabo de unas horas veremos como desaparece. Debemos de preocuparnos en el caso de que la hinchazón persista durante todo el día y no vemos mejora pasadas al menos dos horas desde que nos levantamos.

 

 

Fuente: https://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/ipor-que-tenemos-los-ojos-hinchados-por-la-manana

https://www.saludfarmacia.es/blog/cosmetica-y-belleza/ojos-hinchados-al-despertar-por-que-nos-ocurre-esto/